Patrimonio inmaterial

Destacamos algunas de las riquezas del patrimonio inmaterial de Campoo de Yuso.

Las marzas

Los villancicos fueron en origen canciones profanas populares pero a día de hoy para cualquiera de nosotros un villancico es una canción de Navidad.

Algo parecido ocurrió con las marcas. hace tiempo eran un rito de canto que se producía en Nochebuena, Nochevieja, la víspera de Reyes y en el cambio de febrero a marzo. Los mozos, solteros, iban de casa en casa cantando y recogiendo la comida que les daban en cada una de ellas. Acompañados por una farol también llevaban un burro donde cargar todo lo regalado. Del farol y del pollino se encargaban los de peor voz tras ser evaluados por el mozo viejo, el de más edad.

Con el pasar de los años, las marzas se han visto reducidas a un canto que solo se produce en la última noche de febrero en el que se ensalza la llegad de la primavera y el amor. Vayan de remate las letras que se cantaban en Campoo de Yuso:

Las coplas del pantano

El folklore de Campoo de Yuso encaja a la perfección con el de todas las comarcas que le rodean. Rondas, pandereteras y rabelistas son los tres puntales de nuestra música tradicional. pero hay algo que es muy nuestro, algo que nace de una de las cuestiones más importantes de la historia reciente: Las Coplas del Pantano del Pantano.

En ellas se recogen la pena, el dolor y la rabia de quienes vieron su vida puesta del revés cuando se decidió construir el embalse del Ebro.

Presten atención señores,
señores, niños y ancianos,
les vamos a relatar
la desgracias del pantano.

En mil novecientos veintiocho
empezó su construcción
y como todos sabemos
la desgracias de Campoo.

Desde Arroyo a la Aguilera
han hecho una muralla
para detener el Ebro
que inunda toda la Rasa.

Toda la Rasa será
un inmenso Océano
desde Reinosa a Riconcho
desde Corconte hasta Aguayo.

El 30 de marzo
que desgracia nos cayó
a todos los embalsados
de este alrededor.

De aquí nos quieren echar
los que son de lejos de aquí
para ellos vivir bien
y nosotros morir.

Ya cerraron las compuertas
ya nos echaron el agua
no nos queda más remedio
que abandonar nuestras casas.

Ya empieza a subir el agua
sin miedo ni cobardía
destruyendo a su paso
todo lo que algo valía.

Estas hermosas praderas
que en estos pueblos se hallaban
luego serán arenales
y del Ebro sepultadas.

También las tierras y prados
que antes tanto producían
luego serán los albergues
de cangrejos y sus crías.

Defiende campurriano
defiende bien tus tuerrucas
esa campo y las praderas
el ganado y las mozucas.

Los campurrianos valientes
sin salir de sus moradas
esperan llenos de pena
les haga salir el agua.

Pues ya poco les resta
de sus pueblos tan queridos,
que desgracias tan grande
no lo han visto los nacidos.

Quintanilla y Medianedo,
las Rozas y Bimón,
a la runia les reduce
ese pantano traidor.

Ya no vemos Quintanilla
ni tampoco Medianedo,
tampoco la Magdalena
todo se lo baña el Ebro.

Unos se marchan a Burgos
otros a Bilbao se van
y otros se están despidiendo
de toda la vecindad.

Adiós parientes y hermanos
primos y demás
que suerte será la mía
que no se donde iré a parar.

No tengo tierras ni vacas
ni dinero ni casa ni ná,
que suerte será la mía
compañeros de mi alma.

Adiós mi pueblo querido
y toda la vecindad
que me despido llorando
no se donde ir a parar.

En estos pueblos cercanos
niños, ancianos y mozos
donde nos colocaremos
que podamos vivir todos.

Todos estamos sin rumbo
y no hay donde girar
porque el refugio de muchos
tendrá que ser el corral.
Será gran cosa el pantano
para inundar nuestros pueblos
y como se las valdrán
los que vivan en ellos.

Al labrador quitan vida
y también a los obreros
como se las valdrán
los pobrecitos renteros.

Donde aprendiste a escribir,
donde aprendiste a leer,
donde aprendiste a querer
no lo volverás a ver.

No lo volverás a ver,
serás un vil desterrado
que nunca podrá volver
a su pueblo tan amado.

Cuando te echen del pueblo
a dónde irás campurriano,
a rodar por esos mundo
como si fueras gitano.

El agua te cubrirá
tus praderas y tus huertos,
las veredas de tus pueblos
y las cenizas de los muertos.

Si hay quien mire por nosotros
y reconozca las cosas,
que aquí tienen que pasar
muchas muchas y muy gordas.

Quintanilla y la Magdalena,
Medianedo y Villanueva
son los primeros pueblos
que debajo del agua quedan.

Las Rozas y Renedo,
Llano y también Bimón
al otro lado quedan
La Riva y La Población.

Lanchares y Quitanamanil,
La Cosatana y Bustamante,
ya les quedarán lugar
para ver esos desastres.

Unos se van para Burgos
otros para Bilbao se van
y la mayor parte de ellos
de pena se morirán.

De Villanueva a Monegro
podrán un telefonico
para que se comuniquen
Don Tomás y Don Francisco.

La cigüeña de Las Rozas
está muy triste en el nido,
dice para sus adentros
el cigüeño no ha venido.

Un día por la mañana
a eso de amanecer
vio que venía el cigüeño
camino de Santander.

No te rías orgullosa
que traigo noticias malas,
prepárame la maleta
que hay que ahuecar el ala.

Entre cantina y cantina
entre teatro y teatro,
se pasaba el cigüeño
y se gastaba los cuartos.

Me robasteis la parcela
y me habéis tirado la casa,
a mi no me dais ni cinco,
aquí no se que hostias pasa.

Indemnización nos ofrecen
porque marchemos contentos,
eso no lo lograrán aunque
nos den muchos cientos.

Dicen que nos van a dar
muy buena indemnización,
más valdría que tuvieran
de nosotros compasión.

Porque es muy triste marchar
de nuestra tierra querida
sin saber de que manera
podemos llevar la vida.

Las casucas de estos pueblos
se van a llenar de peces,
para echarlos en escabeche
para los aragoneses.

Las campanas de este pueblo
se las llevan a Aragón
para conservar en ellas
el tomate y el pimentón.

Para los viejos la muerte,
para los jóvenes el mal
y un trastorno muy grande
a todos en general.

Campurriana de Campoo
cuando te volveré a ver,
cuando reviente el pantano
vuelvo a mi pueblo otra vez.

Cuando marchaban de allí
toda la gente lloraba
porque se dejaban allí
todo lo que amaban.

Que alegres los ingenieros
con sus coches se pasean,
les miran los labradores
que están muertos de pena.

Y con esto me despido
de todos en general
que mi corazón no quiere
quedar con nadie mal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies